Wednesday, May 26, 2010

HoneyMoon 18: Queenstown

Nos habíamos quedado en el barco de Milford Sound, donde por cierto pudimos disfrutar de un buffet libre de comida y postre, antes de salir a la parte descubierta del barco para disfrutar de las vistas y pelearnos en ocasiones con el viento, sobretodo cuando el barco recorría la zona de mar abierto del Mar de Tasmania. Esta era la vista del Pico Mitre desde el barco:
La idea era volver de Milford Sound en helicóptero desde un aeródromo que hay cerca del puerto donde atracaba el barco. Pero se ve que el viento que hacía no permitía a los pilotos moverse por según que zonascon el helicóptero... así que tuvimos que volver en autobús.
De vuelta de Milford Sound hacia Queenstown intenté dormir un rato, para aprovechar el tiempo. Cuando llegamos a la habitación del hotel nos refrescamos para salir a cenar, en concreto a la hamburguesería que nos habían recomendado llamada Fergburguer, y es que en la Lonely Planet cuenta que es el lugar donde se preparan las mejores hamburguesas de New Zealand. Las hamburguesas están muy pero que muy bien, aunque es casi imposible encontrar sitio donde sentarse y la gente hace un take away.

Para rematar la noche tomamos una pinta de cerveza en un pub con música en directo, en concreto versiones de canciones conocidas. Cuando acabó conectaron todas las televisiones planas con un partido de rugby que iba a empezar en ese momento. Se ve que se trataba de una serie de partidos que se hacen 3 veces al año que recogen los jugadores de la liga de rugby repartidos por su lugar de procedencia, en concreto el partido enfrentaba a Queensboro contra South of Wales.

Cuando llegamos al hotel me fui a hacer la colada en el laundry, ubicado en la segunda planta del Hotel Millenium Queenstown. Allí mientras que ponía en marcha la lavadora, y aunque había la tele puesta con el rugby y me había bajado el portátil, me puse a hablar con un hombre de 60 y pico años de edad. El tío muy amable y con buena dicción escocesa, gracias a eso lo entendía bien, estuvo explicándome la diferencia del rugby televisivo de la liga con respecto al rugby de las cinco naciones.

Además me estuvo explicando como tenía la familia repartida por Londres, Irlanda y Escocia, y como había tratado de vivir en South Africa pero que había mucha inseguridad. Comentaba que hacer el campeonato del mundo de futbol allí le parecía precipitado, pero a su vez yo le dije que quizá sería la única forma para dar un vuelco definitivo al país.

Este hombre también me comentó que habían jugado el pasado fin de semana un amistoso entre New Zealand y Australia de preparación para el Mundial de Futbol de este año, y que se habían cometido horribles faltas y que a dos los habían lesionado. Me dijo que España era una de las favoritas, pero yo le comenté que la Liga ganada por el F.C.Barcelona fue muy dura así que creo que el Mundial llega demasiado pronto para los jugadores en un año muy duro y que quizá no sea la mejor forma de enfrentar un campeonato tan intensivo.

Al acabar la lavadora, puse la secadora, y al finalizar me despedí del señor y me fui a ala cama casi a la 1h de la mañana...

No comments: