Wednesday, May 26, 2010

HoneyMoon 17: Milford Sound

El día de hoy iba a ser largo, así que nos levantamos muy muy temprano para hacer un importante trayecto en autobús de Queenstown al otro lado de las montañas hasta Milford Sound. El objetivo era visitar el Fiorland National Park, el más grande de New Zealand con 1,25 millones de hectáreas, y que es Patrimonio Mundial desde 1986.

Después del largo recorrido llegamos al curioso túnel Homer que sólo tiene un carril de circulación. La carretera empezó su construcción en 1930, pero la Segunda Guerra Mundial retrasó las obras y no se pudo acabar hasta 1954. Además de la guerra se encontraron con problemas como los 10.000 galones de agua que se filtraban cada hora, y que tuvieron que resolver con compresores gigantes y energía de una centra eléctrica.
El clima en la zona es muy húmedo, ya que el Parque Nacional de Fiorland tiene una media de 6000 mm por año, aunque hay años que se llegan hasta los 10.000. En el camino nos encontramos con lluvia, nieve, y a ratos en los que aparecía un casi sol.

El parque tiene este nombre por su descubridor europeo. Resulta que James Cook llegó mapeando Nueva Zelanda en 1770 pero se pensó que no había ninguna entrada desde el Mar de Tazmania. Entonces fue un cazador de focas llamado Capitán John Grono el que bautizó el paraje como Milford Haven, como en su Gales natal. Luego lo cambiaron por Milford Sound, pero en realidad se trata de un glaciar.

Cogimos un barco que nos llevó a recorrer todo el Milford Sound desde el Hotel Milford, donde se instaló el primer europeo llamado Donald Sutherland; viendo el pico Mitre que es de los más conocidos; el Copper Point, Anita Bay, St.Anne Point, Dale Point, y las espectaculares cascadas Stirling Falls (en honor al capitán Stirling) y la Harrison Cove.
El color del agua es muy pero que muy bonito, y las cascadas que provienen del agua del deshielo de las montañas son excepcionales... En el recorrido llegamos a ver incluso focas nadando y otras focas que estaban como tomando el sol (pero sin Sol). Y es que aunque pillamos un "buen día" el Sol no acababa de salir.

Por cierto en el recorrido dimos la vuelta en pleno Tasman Sea o Mar de Tazmania donde nos empezó a soplar un viento acojonante...

To be continued

No comments: