Tuesday, September 21, 2010

Ibiza Kiwi's Project 7

Post continuación de Ibiza Kiwi's Project 6.

Salimos a toda leche en dirección al aeropuerto de Ibiza. Al llegar seguimos las buenas indicaciones para encontrar Hertz, ubicada en la planta baja del parking del aeropuerto. Como ya os comentaba hace unos días, será la última vez que escojo esta compañía por dos razones: 1. Por poner una franquicia de 775€ que te obliga a coger un seguro a parte; 2. Por darnos un coche lleno de golpecitos y sucio.

Al llegar a la única terminal del Aeropuerto de Ibiza localizamos rápidamente los mostradores de Spanair y después de una pequeña cola conseguimos las targetas de embarque. Por cierto, las maletas pesaban 9 kilos y pico, así que no tuvimos problemas para llevar el equipaje encima en el Boeing.

Pero el vuelo que debía llevarnos de Ibiza a Barcelona llevaba unos 25 minutos de retraso, que luego fueron un poco más... Así que dimos una vuelta por el aeropuerto para comprar un par de magnets y alguna revista, bueno al final no encontré ninguna que me gustara.

Pasamos el control de equipaje de mano, sacándonos el cinturón y el portátil por si acaso, pero no tuvimos ningún problema. Para pasar el rato recorrimos el resto de la terminal, que por cierto está muy bien, y donde llamaba la atención las tiendas de Pacha, Amnesia...

Nos sentamos en uno de los bares/restaurantes del aeropuerto para comernos un pequeño bocata, un agua y una cortado, que por cierto estaba muy malo! Después de un rato charlando ya nos llamaron para embarcar por la puerta 8 de la terminal.

Así que hicimos un peazo cola y subimos a una jardinera para subir al Boeing de Spanair que nos llevaría de vuelta a Barcelona. En el vuelo había un montón de niños de unos guiris alemanes que creo tenían algún vínculo familiar en Ibiza, y algunas chicas de Madrid, Málaga...

Por cierto, os asientos en Spanair tenían un pelo más de espacio respecto al avión de Vueling de la ida. En el vuelo estuve leyendo la revista que hay de los asientos de Spanair llamada Spanorama.

También escribí parte de este post y... llegada al Aeropuerto de Barcelona donde, después de recorrer un montón de centenares de metros, fuimos hasta el aparcamiento G donde debíamos esperar a la furgoneta del Aparca y Vola Exprés. Aunque el punto de encuentro no está indicado de forma alguna, supimos que salía desde allí debido a que nos lo habían dicho a la ida.

Tardó 5 minutos, pero finalmente llegó la furgoneta del Aparca y Vola Exprés y en nada nos plantamos en el hangar de esta empresa. El coche lo teníamos bien limpito por dentro y por fuera, por el servicio de limpieza a 16€, y 7€ al día. La verdad es que el servicio estuvo muy bien, aunque tener en cuenta que también limpian las monedas que puedan haberse caído por el coche... jeje

Pues nada, ya estamos de vuelta a Barcelona. Ha sido muy bueno el viaje de fin de semana extendido junto a los andorranos y a los ibicencos. Gracias a los 4 y hasta pronto!!!

1 comment:

Aparcamiento larga estancia said...

Interesante! Saludos