Sunday, June 06, 2010

HoneyMoon 38: LAX

Y después de las 8 horas y pico aterrizamos en el aeropuerto Internacional de Los Angeles, más conocido como LAX. Yo al llegar ya tenía hambre, pues la comida que nos sirvieron en Air Tahiti Nui dejaba que desear... Antes de abandonar el avión es curioso que avisaran por megafonía que dejáramos la flor que nos habían dado al entrar al avión, supongo que por ser imagen de la aerolínea y de su país, debido a que está prohibida su entrada en USA.

Pues después de salir el avión e ir siguiendo a la peña, llegamos a la primera cola del día, pues ya estábamos al día siguiente. En concreto habíamos pasado de un GMT -10 (Hawaii) a un GMT -8 (Costa Oeste USA y Canadá). La primera cola era para el control de pasaporte y la entrega de la carta verde, aunque sólo estuviéramos de tránsito en LAX. Por cierto, del ESTA que rellenamos por Internet ni rastro, no sé porqué te obligan a hacerlo.

La cola fue muy lenta de hacer, así que tienes tiempo de ver un vídeo que te explica los 3 controles que debes pasar y que va saliendo subtitulado en varios idiomas como el castellano, el japonés o el chino. El vídeo también aprovecha para venderte la moto del estilo de vida americano: American way of life... aunque Adriana y yo preferimos our way of life.

Al llegar nos tocó un policía de origen asiático con cara de mala leche, pero que resultó muy simpático e incluso se esforzaba para hablar español. Nos preguntó nuestro estado civil, que a dónde íbamos, cuando partíamos y dónde vivíamos. Tuvimos que seguir sus instruccionaes de 4dedos de la mano derecha y luego el pulgar, luego lo mismo con la mano izquierda, y para finalizar una foto para la posteridad...

A continuación fuimos a recoger el equipaje que estaba en las cintas ya paradas, al haber pasado tanto tiempo des de el aterrizaje debido a la cola del control. Recogimos las maletas, y otra cola! Esta vez más rápida en la cuál entregabas un papel azulado en el que declarabas no llevar comida, ni plantas, ni animales, ni cosas de mucho valor para comerciar... Esta vez sólo nos preguntaron dónde íbamos.

A continuación fuimos hasta los mostradores de re-check baggage, donde simplemente nos preguntaron con qué compañia viajábarmmos. Nos recogieron de nuevo las maletas, las cuales espero recoger en Barcelona, y casi nos dejaron en la calle saliendo de la terminal 4 del aeropuerto. Como no veía claro hacia dónde ir se lo pregunté a un segurata que me dijo 3er piso. Allí nos compramos algunas revistas para el siguiente vuelo, pero al intentar hacer la cola para el control de equipaje de mano para el siguiente vuelo, la chica nos dijo que allí no era y en castellano nos indicó salir de la terminal y hacia la izquierda.

Así que salimos de la terminal 4 de LAX para ir por la calle hasta la terminal 2, desde donde vuela Air New Zealand. En el trayecto vimos mucha gente que recogía o llevaba a pasajeros con sus automóviles particulares, eso sí la mayoría japoneses (Toyota, Acura, Mazda...) y casi todos todos terrenos o monovolúmenes.

Al final de la terminal 2 llegamos a otro peazo de cola para el control de equipaje. Allí nos encontramos a la pareja de Getafe que no habían podido hacer el re-check porque la chica que les tocó en Air Tahiti Nui no les supo facturar las maletas hasta Madrid (horas después nos enteramos que lo habían podido solucionar).

Este control era bastante bestia al hacerte quitar zapatos y cualquier chaqueta, así como sacar de la funda el portátil... lo pasamos bien, aunque creo que como sigan por este camino tendremos que ponernos en pelotas para que nos revisen... bueno ya casi lo están pensando con este aparato de rayos X que casi te ven en bolas.

Luego reconocimos el interior de la terminal 4 de LAX, para sentarnos en uno de los bares a tomar un bocadillo y un agua, y para rematar uno de esos yogures que tanto nos gustban cuando estábamos en USA. Luego nos fuimos encontrando a las parejas que iban en el mismo en vuelos posteriores al nuestro.

Ahora sólo nos falta esperar para coger el vuelo a London con Air New Zealand,

Emeshing desde Los Angeles conectado con una free wifi del Air France Lounge

2 comments:

asane said...

Los del papelito azul son más mamones que los otros. Si les da la gana, ahí te quedas abriendo tu maleta.

Ah, pasé una vez por los controles esos de Rayos X en Amsterdam (me debieron ver cara de pringao). La privacidad se la pasan por el forro, porque al otro lado del aparatito, sin nada que la ocultara, estaba la pantalla en la que se veía lo que había dentro y esa pantalla la podía ver cualquiera. Toma privacidad.

emeshing said...

Asane,
La verdad es que se pasan bastante con los controles, pero es el mal menor de viajar.
Aunque está claro que no tiene nada que ver viajar por placer que por trabajo.
Saludos
Emeshing.com