Saturday, June 05, 2010

HoneyMoon 37: Bora Bora - Papeete - LAX

En el anterior post estábamos volando de Bora Bora a Papeete en un ATR72. Pues bien, llegamos a Papeete en el horario previsto, es decir sobre las 18:20h después de apenas 50 horas de vuelo detrás de unos franceses un poco mamados, y al lado de unos españoles muy estudiosos con sus libros.

Al llegar al aeropuerto una sola cinta colocada a lo largo de una habitación rectangular hacía las veces de recogida de equipajes. Nuestros equipajes fueron de los últimos en aparecer, en concreto mi maleta azul fue la última.

Colocamos todo el equipaje, es decir las dos maletas grandes y los distintos bultos de mano y los abrigos de invierno que utilizamos en New Zealand, en un carrito que funcionaba con monedas. Así que tuvimos que escarbar en las carteras para encontrar una moneda de 100 francos de la Polynesia Francesa.

Una chica nos mostró la ubicación de los mostradores de facturación del vuelo a Los Angeles (USA), aunque nos avisó que hasta 3 horas antes no estaría abierto. Como el vuelo salía a las 22h, decidimos irnos a comer algo antes de nada.

Justamente comimos en el mismo bar del aeropuerto de Papeete FAAA que en la ida, a base de sandwitches y refrescos. Allí nos volvimos a encontrar con las parejas de catalanes que nos habíamos ido cruzando en algunos aeropuertos e incluso en algún hotel. Todos nos intentábamos hacer la idea que el viaje llegaba a su fin y que ... welcome to the real world o lo que yo diría bienvenidos de nuevo a la realidad.

Cuando fuela hora, sobre las 19h nos fuimos a los mostradores de facturación de Air Tahiti Nui para el vuelo de Papeete (PPT) a Los Angeles (LAX). Allí tuvimos que enseñar los pasaportes, nos tacharon de una lista, nos dieron los dos papeles que debes rellenar para entrar en USA, e hicimos una pequeña cola.

La chica del mostrador se lo pedí y se enrolló mucho al podernos facturar el equipaje directamente a Barcelona. En concreto en las maletas ponía: LAX , LHR , BCN. Es decir que primero va a Los Angeles, donde tendremos que coger el equipaje para cambiarlo de cinta (lo de siempre en USA), luego a London Heathrow, para acabar a Barcelona... almenos eso espero.

Luego compramos algunos souvenirs que nos quedaba por comprar y colocamos los dos abrigos en el equipaje de mano, ya que a partir de ahora el peso de 3kg ya no es una restricción. Fuimos a pasar el control de pasaporte y después el de equipaje de mano. Todo bien, e incluso saqué el portátil Netbook de la mochila pero...

Al segurata de los rayos X no le gustó algo de mi mochila, y le pidió a una segurata que revisara mi mochila. Así que me pidió que me fuera a una zona más apartada del control y me empezó a sacar las cosas de la mochila. Como todo el peso lo había puesto en esta mochila, empezó a sacar los cables, cargadores y adaptadores, las guías de viaje, unos tejanos, y lo que buscaba eran los magnets que había comprado en Hong Kong. Al verlos me dijo OK, y empezó a ponerme las cosas de nuevo en su sitio, pero le dije que ya acababa yo.

Mientras esperábamos la salida del vuelo hicimos lo del tax free, y nos sentamos en unos curiosos sofas en los que todo el mundo esperaba la hora de partir. De nuevo nos encontramos con la pareja de Getafe que nos explicaron que tuvieron que pagar por sobrepeso en Bora Bora, y sus aventuras haciendo snorkel alrededor de su hotel.

En el aeropuerto llamaron para el embarque de nuestro vuelo TN2 con destino a Los Angeles, primero en el idioma de Tahiti, luego en francés y para acabar en inglés. El embarque se hizo por partes y tuvimos suerte porque empezaron por primera clase y por los últimos asientos del avión. No porque fuéramos en business, sino porque teníamos la fila 41 de 46 filas diponibles en este Airbus A340-300.

Subimos al avión andando por la pista, y la verdad es que el avión todo pintado de azul es muy bonito y a la vez grande si lo compramos con los pequeños de hélices que unen las islas de la Polynesia.

Emeshing medio dormido pero escribiendo este post en el asiento 41B del vuelo de 8 horas y pico con destino Los Angeles... el deber es el deber jeje.

No comments: