Saturday, August 16, 2008

Armario Ikea - Misión cumplida

Hace unos días fuimos a IKEA a la hora de comer para ver las diferentes posibilidades de armarios roperos, es decir de armarios donde guardar ropa. Como no podía ser de otra forma, Ikea te ofrece todo de nombres suecos para sus combinaciones.

Por ejemplo puedes comprar un Pax Birkeland, un Pax Eirkerdal, un Pax Lomen, pero siempre siguiendo con la palabra Pax que viene a ser el tipo de armario común según sus acabados y según las puertas.

Los módulos vienen a ser de 0,5 ó de 1 metro de ancho, y en nuestro caso sólo cabían 2 módulos de 1 metro. Con lo que almenos sabíamos que nos cabía, y que no podíamos mirar los mega-armarios de 3 metros...

La primera visita no sirvió de munho, porque no acabábamos de ver lo que nos gustaba. Así que únicamente nos sirvió para provar la comida del restaurante self-service del Ikea. Lo siento pero ni el canapé de gambas que comí de primero, ni las 8 albóndigas de segundo me parecieron comida típica sueca (ver mis andaduras por Sweden que publiqué en emesing.com). Encima la comida del Ikea me sentó mal...

Días después, y con una idea más clara de lo que queríamos volvimos a visitar el Ikea para intentar dar solución al tema del armario. Al ser un día por la tarde había más gente de lo que en el mediodía es habitual. Después de sortear una parte del recorrido, nos paramos en la zona de armarios Pax y escoger el que mejor encajaba en nuestro caso.

Finalmente escogimos un Pax Malm con puertas correderas que cubría casi a la perfección nuestras necesidades. Incluso dibujé lo que queríamos para que la chica que nos atendió pudiera presupuestar todos los complementos del armario, es decir en el lenguaje Ikea: los Komplement del Pax...

Después tuvimos que volver a sortear un montón de gente hasta llegar hasta el almacén donde, también a lo self-service, tuvimos que cargar las 11 piezas del armario en un par de carritos de transporte. Algunas de las piezas de 2 metros x 1 metro eran difíciles de mover por su peso y por sus dimensiones, pero finalmente pudimos llegar hasta la caja para pagar.

Luego otra cola para poder realizar el transporte, pues en mi Focus difícilmente caben piezas de tales dimensiones. Acabas de colas hasta el gorro, pero me sorprendió el chaval que amablemente nos atendió al decirnos que al día siguiente podían estar instalando el armario en casa...

Pues al día siguiente, aunque tenían que venir de de 18h a 22h, me llamaron sobre las 4:30h preguntando si podían venir antes. Quedamos a una hora en la que pudiera llegar a casa y se presentaron con una furgoneta alquilada de Europcar, y se pusieron a descargar los bultos dos ecuatorianos, parcos en palabras pero trabajadores y cumplidores.

Uno de ellos fue el encargado de hacer toda la instalación del armario donde le indiqué, y con el dibujo que le mostré, mientras que el otro desapareció. Durante la hora y media de montaje, yo estaba sentado en el sofá viendo los Juegos Olímpicos de Pekin... así que amorticé el dinero que costaba el transporte y montaje del Pax Malm.

Ahora ya tengo otro mueble Ikea en mi casa, después de las mesas Kubblo, las librerías Billy y para los CDs la Besta.

2 comments:

Anonymous said...

Mi idea de comida sueca es 'cualquier cosa que tenga carne'. Si cumple eso, puede pasar perfectamente por comida sueca :)

Unknown said...

EJEM EJEM!!! Això del armari sona a mudança ... aviat ens donareu la noticia?