Thursday, May 27, 2010

HoneyMoon 20: Peregrine - Bungy - Wanaka

Siguiendo el recorrido hacia Wanaka, paramos en unos viñedos llamados Peregrine (Wine with Altitude), en los que tuvimos la oportunidad de hacer una pequeña cata de los vinos neozelandeses que empiezan a despuntar aunque se trata de un negocio muy joven en estas latitudes. Provamos un Peregrine Riestling bastante suave que, sin querer me dieron un codazo y casi me lo tiro todo por encima. Luego un Sauvignon Blanc de muy buen olor, parecido al Viña Esmeralda, pero de un sabor que se acababa almomento. Y para acabar un vino Pinot Noir que había ganado un premio entre 10.000 vinos de Australia y New Zealand, y que no nos gustó nada ni por olor ni por sabor.
Luego nos dirigimos al primer Bungy del mundo ubicado en el río Kawarau. Resulta que A.J.Hackett y su socio J.Ash fueron los que inventaron el Bungy o popularmente conocido como pointing en nuestros lares. Pues bien, resulta que de golpe Adriana me dice que se quiere tirar, me da todas sus cosas paga y se va al puente. Pero si no me habías dicho nada.... lo que se dice un rampell y que se tirá... y se tiró!
Así que ya vemos a Adriana pesarse, para calcular la cuerda que deben soltar y si quieres o no tocar el agua del río Kawarau. Después firma un papel conforme está deacuerdo con todas las condiciones y.... se fue al puente Kawarau Bridge de 43 metros de altura, World's First Bungy, para tirarse desde allí. Y la verdad es que fue impresionante ver tirarse en bungy a Adriana, con la cuerda Bungy de latex cogida por los tobillos, mientras que la filmaba desde el otro lado del río.
Después de tirarse la recogieron con una balsa para que pudiera subir por unas escaleras después de quitarle el arnés por donde iba sujetada. Por cierto, hay varias tomas de vídeo de su salto así como fotos... así que hay pruebas.. e incluso un certificado que entregan los de Bungie!!!

Después de la descarga de adrenalina nos paramos en una tienda para comprar algo de fruta y comer algunos frutos secos. Y a continuación llegamos al pueblo de Wanaka para coger la habitación reservada en el hotel Edgelodge Resort Wanaka con impresionantes vistas al lago. Por cierto la habitación es enorme, más grande aún que la de Caldes.
Para acabar de rematar el día, fuimos al pueblo a comprar bebida en el supermercado New World de Wanaka, y paseamos al lado del lago aunque hacía bastante frío donde vimos a un equipo de rugby entrenar. Y es que la bebida nos servirá para acompañar una barbacoa que hemos encargado en el hotel...

Al final compramos unas cervecitas Steirlager, un vino Syrah Barvarrosa australiano tinto y un vino blanco Riestling neozelandés. En una habitación del hotel con terraza-jardín preparamos la barbacoa a base de entrecot, salchichas y pinchos acompañados con ensaladas y quesos.

Emeshing from Wanaka (New Zealand)

2 comments:

Raventós said...

Totalmente impresionado por el rampell de Adriana...

emeshing said...

Raventos,
Yo me quedé sin palabras, no me lo esperaba.
Mi corazón aun padece... jeje