Tuesday, March 31, 2009

Euskadi Weekend 2

Continuación del post Euskadi Weekend 1

El sábado nos despertamos sobre las ocho y pico de la mañana, nos duchamos y escuchamos los animales que tienen en esta bonita casa rural: cabras, perros, gallinas, mulas, gatos, vacas, patos...

Desayunamos los 6 integrantes del Euskadi Weekend 2009 en una mesa de la cocina de esta casa rural. Madalenas, bizcochos, tostadas con mantequilla y mermelada, zumo de naranja y cafés con leche.

Subimos de nuevo a la furgoneta Mercedes Vito hasta el paseo marítimo de Zarautz. Aparcamos delante de la estación de tren de esta bonita localidad costera y surfera, y pagamos 1,60 €uros para una hora y media en la zona azul, lo máximo permitido. Esta zona azul, a diferencia de la zona azul de Barcelona, hay que entrar la matrícula antes de introducir las monedas. Me ha recordado mi estancia por trabajo en Bilbao.

El soleado paseo marítimo de Zarautz es una pasada. El olor del mar, el romper de las olas, el sol resplandeciente, el contraste de las montañas junto al mar... ¡¡¡Qué vista más bonita y relajante!!! Perfecto para desconectar.

Estuvimos un rato delante del restaurante de Karlos Arguiñano, en una especie de terracita en alto que permite contemplar las vistas de la costa del mar cantábrico. Luego nos fuimos a dar una vuelta por el casco antiguo de Zarautz.

Después de esa hora y media cogimos de nuevo la Mercedes Vito y nos fuimos hasta Hondarribia, con la intención de hacer los primeros pintxos. El pueblo tiene un encanto especial, y nos sentamos en una terracita de una bar ubicada en una plaza justo delante del parador de turismo El Emperador.

Casualmente los invitados de una boda, que se acababa de celebrar estaban tomando algo de pie en la terraza del mismo bar. Lo curioso era el traje de la novia, nada típico, y la variopinta indumentaria de los invitados que iba de lo más arreglado a lo más tirado.

A continuación seguimos paseando por Hondarribia, en concreto bajando desde la plaza hasta la zona del paseo y el puerto. La verdad es que desde este punto de Hondarribia las vistas del mar son muy bonitas, pero a su vez distintas de Zarautz:


De allí nos dirigimos hasta una zona de terracitas muy bonita donde Adriana y yo habíamos dado fe hace un par de veranos en nuestro particula Donosti Project 2007.

Con tanta gente no fue nada fácil conseguir una mesa con sol en alguna de las terrazas de la zona. Mientras esperáamos que una pareja de mediana edad de franceses enrojecidos por el sol acabaran el café, dos parejas de vascos nos comentaron que en poco se iban. Suerte, porque los franceses estuvieron como una hora más con otro café, pero pudimos sentarnos y disfrutar del sol, del txacolín, de las anchoas fritas, de los pimientos, de las croquetas, de los chipirones en su tinta, del bacalao y del pulpo a la gallega.

Cuando nos llegó la sombra a la mesa, nos levantamos y nos dirigimos con la Mercedes Vito azul de Pepe Car hasta un faro des del que las vistas del mar Cantábrico y de la costa francesa eran muy bonitas. Concetamente se trataba del Faro de Higuer que tiene este aspecto:

Seguir la crónica en el post Euskadi Weekend 3

No comments: