Wednesday, April 01, 2009

Euskadi Weekend 3

Viene del post Euskadi Weekend 2

Al salir de Hondarribia tomamos la autopista de nuevo camino a San Sebastián, donde lo más complicado fue aparcar. Todo Donosti es zona azul, y en los parkings había cola para acceder. Hicimos el primer y único repostaje de la Vito, y allí nos indicaron el garaje Kursaal para dejarla.

Así que hicimos la pertinente cola en el parking del Kursaal. Por suerte el límite de altura era de 2 metros, así que cabía la furgoneta previo test de Alexei comparando sus 1 noventa y pico con la altura de la Vito. Y es que ninguno de nostros está acostumbrado a conducir un coche tan alto, y menos de entrarlo en un parking. Pero la verdad es que la Vito se conduce muy bien, con una perspectiva en alto desde la que creo se conduce mejor. Pero dentro de un parking, con un tanque como ese sufres por la franquicia del alquiler...

Donosti estaba lleno de gente, no en vano era sábado por la tarde. Los vascos aprovechaban la tarde para pasear por la Avenida, por el Boulevard, o por el paseo de la Concha. Desde allí las panorámicas con la puesta de sol a punto eran espectaculares:


Allí un par de chicas se dedicaban a dibujar mensajes enormes en la arena:


Nuestro primer pintxo de merienda-cena fue en el bar Sebastopol, sentaditos y viendo el partido del Eibar, todo ello acompañado por una cañita.

Luego nos fuimos hasta el casco antiguo de San Sebastián. Primero en el bar Martinez, donde los pintxos estaban buenos, sobretodo el de marsisco con bacalao, pero el txacolín me pareció muy ácido.

A continuación nos fuimos hasta el mítico Casa Alcalde a por unos pintxos de tortilla y un buen plato de jamón de Salamanca... exquisito, de auténtico jugón! Todo ello acompañado por una botella de txacolín, y ese sí que estaba bueno.

Ha sido curioso escuchar tanto el catalán en Casa Alcalde, ya que se agrupaban seguidores del Español que iban a jugar contra el Osasuna de Pamplona al día siguiente, así como seguidores del Girona que jugaban el domingo en Anoeta ante la Real Sociedad. Les hemos deseado suerte, aunque creo que en ambos casos lo tenían bastante chungo. Pero estoy convencido que estos desplazamientos que se hacen con el equipo son más bien una escusa para ir a Euskadi y comer/pasarlo bien, que animar al equipo.

Para rematar conseguimos entrar en La Mejillonera, donde era complicado hacerse sitio para 6 con tanta gente dentro. El hombre que nos sirvió era de la guasa, y no nos quería atender alegando que éramos del Betis por los pañuelos que llevaban las chicas de colores blanco y verde.

Para convencerlo de que somos culés, Marioneta le enseñó un mechero del Barça, y nos lo pidió como condición para servirnos. Comimos unos deliciosos calamares bravos, mejillones a la marinera, mejillones con mahonesa, patatas bravas y calamares con pimiento. Todo ello aliñado con más txacolín del bueno.

Al salir del garito, donde ya habíamos estado hace un par de años (ver post Mejillones), nos fuimos a la Plaza Constitución. Esta plaza es donde en nuestras estancias veraniegas siempre hacíamos el trifásico de Baileys.

También me acuerdo de estar sentado en esa plaza con Roenick y Ravennius en la terraza y ver a Andrés Montes. Entonces Roenick y yo nos fuimos corriendo llamándole para podernos hacer una foto.... que tiempos aquellos... jugón!!!

Pero en esta ocasión, en la Plaza de la Constitución hacía un poco de frío, sobretodo por las chicas, y además había una especie de fiesta muy ruidosa. Así que finalmente decidimos sentarnos en el interior de un bar a hacer un café.

Luego los 6 integrantes del Euskadi Weekend 2009 subimos a la Vito hasta Zarautz para hacer la última copa en el bar Txiki Polit, por recomendación de Alexei y Marioneta que ya habían estado antes. En este bar nos encontramos de nuevo con invitados de la boda no muy convencional, con los que habíamos coincidido antes en Hondarribia.

Bueno hasta aquí esta tercera crónica del Euskadi Weekend. Bona nit!

Sigue la crónica en el post Euskadi Weekend 4

No comments: