Wednesday, March 19, 2008

Oro, dólares y petróleo

Iba en coche, gastando combustible, e iba escuchando la radio. La gasolina está por las nubes, y un tal Matthew Simmons dice que "a 110 dólares el barril de crudo sigue siendo barato". Este banquero texano argumenta que la producción petrolera se encuentra en un punto de inflexión, y predijo en 2005 que es lógico pensar que el precio del barril llegará a los 300 dólares!

Leyendo en La Vanguardia, si nos remontamos unos cuantos años atrás encontramos a un tal King Hubert, geólogo de la compañía Shell, que advirtió en 1956 que según sus cálculos la producción petrolera en USA tocaría techo en 1968 o 1969 y luego bajaría. Y Hubbert dio en el clavo, en 1970 la producción en USA alcanzó el peak y descendió, formando lo que se conocería como curva Hubbert.

Y es que se puede extrapolar la teoría de Hubbert a nivel mundial, y para el año 2000 y pico se llegará al máximo de producción de barriles de petróleo. A partir de entonces nos tendremos que replantear nuestra actual economía energética basada en el petróleo, para pasar a utilizar otras energías.

Pues he enganchado un programa por la radio, concretamente Versió RAC1 presentado por Toni Clapés, hablando del mismo tema. Aprovechaban una entrevista con Xavier Sala i Martín.

Este economista de renombre ha explicado que toda la crisi económica actual empezó con las hipotecas subprime, que son aquellas que se dan a clientes que están por debajo de los primeros clientes, es decir a posibles malos pagadores. Los bancos americanos se van vendiendo estas hipotecas subprimes a otros bancos, en plan partida de poker.

Actualmente el problema es que no se sabe qué bancos tienen agujeros y cuáles están saneados, esto provoca falta de confianza en el sistema financiero. Hasta que no se descubra lo grande que es el agujero y quién lo tiene no se va a solucionar este gran problema de fondo que está afectando a toda la economía a nivel mundial.

Pero en cambio se están realizando parches como abaratar el precio del dinero para beneficiar a los que piden préstamos, y realizando inyecciones de dinero. Estos paquetes de medidas urgentes son parches para tratar de aliviar los problemas que hay en la economía norteamericana, pero en cambio no se soluciona realmente el problema de fondo: la incertidumbre de saber quién está afectado.

Desde el año 1971 ya no se sigue el llamado patrón oro. Antes tanto el Banco Central de USA, como el Banco de España certificaba que el dinero que expedía podía intercambiarse por oro gracias a las reservas que se tenían. Pero había un problema: si sólo fabricas tantos dólares como oro tengas no podrías fabricar más.

Pero en 1971 se rompió este patrón cuando Nixon fabricó un montón de dólares para poder financiar la guerra de Vietnam. Los franceses se dieron cuenta y fueron con un barco lleno de dólares reclamando intercambiarlo por oro, pero como no tenían el propio Richard Nixon rompió el patrón oro y no quiso intercambiarlo por oro.

Por esta razón actualment en los dólares aparece la inscripción In God We Trust, cuando antes aparecía una inscripción conforme el billete era interamviable por una pequeña cantidad de oro.

El valor del dinero no es que tengan oro detrás, sino que se sustenta porque en las tiendas te aceptan el dinero y tú también lo aceptas. Esperemos que tanto dólares como Euros sigan siendo vigentes, y la gente siga confianza en estos billetes. A ver si en un futuro nos encontramos con los problemas que hubo en Bolivia, Rusia ó Argentina.

1 comment:

Javi said...

Utilizar el coche a diario empieza a ser una ruina. Lo ideal, coche gasolina +200cv para "pasear" los fines de semana. Tiempo al tiempo :-)