Thursday, March 22, 2012

Safari's Project 11

El día había sido intenso, pero aún quedaba más por venir. Después de disfrutar de una ducha en la habitación del hotel nos vestimos para una cena especial donde el vino de sudáfrica no faltó, aunque estuvieramos en Tanzania...

Estas imágenes de leonas en los árboles se nos habían quedado impregnadas en la retina...



Luego pudimos disfrutar de una especie de discoteca en la que el disk jockey empezó con temas de los años 70 como Boney M, pero estuvo pinchando canciones de las que me gustan como si las hubiera extraído del Emeshing Playlist de Spotify.

Después de mucha música, mucho baile y mucha fiesta nos fuimos a dormir protegidos por la mosquitera... aunque previamente tuvimos que repasar la fauna que se había autoinvitado en la habitación (ya  se sabe que en la selva puede pasar de todo...).

A la mañana siguiente nos despertamos con mucho más relax, ya que el plan era aprovechar la piscina del hotel.

Pero antes fuimos a disfrutar del variado desayuno del hotl Bilila Lodge Serengeti. Mi desayuno fue a base de dos huevos fritos con bacon, fruta (piña muy dulce, fruta de la pasión, sandía, mango y papaya), pan tostado con mantequilla y mermelada, magdalenas y galletas. Todo ello acompañado por zumo de naranja, zumo de mango y café con leche.

Como os comentaba ayer, la piscina del hotel es muy buena y sobretodo la vista es fantástica. Estuvimos tomando el sol, un lujo en los meses en que estamos, estirados en las comodísimas hamacas.

Traté de conectarme a Internet, pero la Wifi no funcionaba como debía, así que no pude colgar este y otros posts (que no del inicio) de forma puntual.

Nos duchamos y cerramos las maletas, ya que el viaje empezaba a tocar a su fin: la vuelta a casa estaba cercana.

Pero antes fuimos a comer en el hotel, para evitar cualquier hambruna futuran que pudiera pillarnos en las más de 20 horas de viaje que nos quedaban por delante.

La comida del hotel estaba muy bien, como las espinacas o el arroz, pero creo la especialidad de la casa según a mi entender es poder difrutar de los platos de pasta cocinados delante tuyo con los ingredientes y el tipo de pasta que elijas.

Yo le pedí a la chica la pasta de los macarrones acompañados con todo tipo de verduras, cebolla, champiñones y queso todo ello pasado por la paella... muy buenos!!!

Y al acabar de comer, debíamos partir de vuelta a casa... el Safari's Project llega a su fin. Bueno, aún queda la aventura de volver a casa desde el Serengeti.

To be continued

No comments: