Monday, September 07, 2009

22 California Dream

Hoy nos levantamos más bien tarde, queríamos descansar un poco y almenos yo lo he conseguido. Nos podemos dar un baño a la piscina, pero preferimos ir a desayunar para luego ir a disfrutar de las catas de vinos de Napa Valley.

El desayuno de hoy es aun más espectacular que el de ayer. Me pido un american breakfast con 3 pancakes, 3 huevos fritos juntos, 5 lonchas de bacon, mantequilla y sirope de arce caliente. A parte el zumo de naranja y el cafe con un poco de leche. Espectacular! Y es lo mejor para empezar con fuerza el dia, sin tener en cuenta el colesterol.

Por cierto, al igual que otros dias, este restaurante es de esos que las camareras te van ofreciendo cafe todo el rato, y me recuerdan la pelicula de Reservoir Dogs: uno de los protas sólo daba propina si le rellenaban tres veces el café ... Jeje. Nosotros damos en este sitio buena propina porque nos atienden muy bien. En la mayoria de sitios te van preguntando Everything is it fine? Refill de coke, more coffee...

Nos vamos desde Santa Rosa hasta Napa, y de camino nos encontramos con las bodegas Domain Carneros by Taittinger, y entramos. La propiedad de esta bodega es muy chula, y la mansión es espectacular. Se trata de una réplica de un chateau francés de champagne.

En Domain Carneros gente muy chic y muy bien vestida está haciendo el aperitivo a base de cata de vinos. Los precios son bastante caros, tres copitas por 25$ y no digamos si pides más.

Después siguiendo la Lonely Planet, vamos a una pequeña cata de vinos ubicada en el mismo Napa. Allí otra vez el precio es de 25$ por cata por cabeza, pero lo negociamos para que nos sirva a los 4 por esos 25. Asi que provamos hasta 6 vinos diferentes de la zona, entre chardonair, pinor noir... El tio nos atiende muy bien, y nos cuenta que le encanta San Sebastian y que dea lli se escapa a La Rioja.

Luego nos dirigimos a Sonoma, donde anoche estuvimos buscando alojamiento sin exito, y nos encontramos de camino a unas bodegas con esculturas modernistas llamada Artesa. La vista desde una de sus terrazas es espectacular. Toda la zona está llena de viñedos... Y de casas de wine taste.

Nos damos una vuelta por Sonoma, donde hay una plaza con un montón de tiendas, pero quizá demasiado caras. Luego cogemos el coche una hora más por una carretera de montaña hasta Calistoga, otro de los pueblos conocidos del Napa Valley.

Aqui comemos un sandwitch o una ensalada con la tele puesta donde hacen un partido de futbol americano entre Colorado State y Colorado...

Al salir del restaurante entramos en el Calistoga Roastery, donde dice que The Coffee that wakes up Napa Valley. Ahora nos piramos a San Francisco!!!

Pero saliendo del pueblo, escuchamos mucho ruido de motores, y no se trata de uno de los Corvettes que solemos ver cada día, sino que se trata de carreras de coches. Así que nos acercamos con el coche guiados por el sonido hasta el circuito de Calistoga Speedway.

Hay un montón de coches, autocarabanas y hasta tiendas de campañas en los alrededores, así que dejamos el coche en un sitio fuera del parking del circuito y nos disponemos a averiguar de qué se trata. Pues resulta que es la Louie Vermeil Classic que se disputa cada año en Calistoga.

Preguntamos el precio y, aunque encontramos caros los 25$, decidimos entrar para ver uno de los espectáculos típicamente americanos. Se trata de un circuito ovalado en el qué los vólidos de 4 ruedas a medio camino entre un car y un formula 1 van a toda leche derrapando por el piso de tierra, y en las curvas al derrapar escupen trozos de goma.

Se trata de unas carreras muy espectaculares!!! Primero vemos los warmaups para coger tiempos y así ver el orden de salida de cada una de las categorías.

Continuamente hay un tráfico de gente que va a buscar pepsis o cervezas, nachos, hot-dogs, patatas... Y es que al entrar nos revisan las bolsas en busca de bebida o comida, para evitar que pierdan negocio.

Luego empezamos a ver cada una de las carreras lanzadas, ya que no tienen motor de arranque... Se trata de un deporte muy americano, y la gente que vemos en el público que llena hasta los topes del Calistoga Speedway es del todo original, y nada que ver que el Domain Carneros de esta mañana.



Asi que durante nuestro California Dream hemos tenido la oportunidad de asistir a un rodeo y a unas carreras de coches... Increible!

Para acabar el día nos dirigimos a San Francisco desde donde posteo hoy. Mañana os cuento más en emeshing.com

2 comments:

Raventós said...

Me ha impresionado profundamente lo de "sirope de arce"....¿A qué sabe el sirope de arce?. ¿A frutos del bosque?. El sirope de arce lo sacan de "La aldea del arce"?. ¿O es que el sirope es de la marca "arce"?.

Menudos desayunos os meteis, jugones!!!!!!

emeshing said...

Raventós,
El sirope de arce te lo colocan en algunos sitios como aderezo en los desayunos. Es muy, muy dulce, particularmente no me gusta, pero a mis colegas de viaje les gusta.
Creo que es un jarabe de origen vegetal que les chifla a los americanos, y es conocido el de Vermont.
Saludos jugón!