Thursday, August 25, 2011

Cochinchina's Project 12

Este post es la continuación del Cochinchina's Project 11.

Desde el Hotel Caravelle, ubicado en el centro de Saigon, nos fuimos a unos 70km de la ciudad hasta Cu Chi, a visitar los llamados túneles de Cu Chi. Estos túneles se estuvieron construyendo durante 25 años desde finales de la década de 1940.

Los túneles de Cu Chi fueron la respuesta improvisada de un ejército de campesinos mal equipado a la alta tecnología, helicópteris, bombarderos y armas químicas del enemigo americano.

Así que la red de túneles de Cu Chi se hizo legendaria en la década de 1960 porque facilitó al Vietcong el control de una amplia zona rural a solo 30 o 40 km de Saigon.

La verdad es que la visita está muy bien. Primero te explican en un mapa la red de túneles, y cómo los hacían, y como tenían cerca a los americanos.

Primero vimos las diferentes tipos de entradas y túneles de ventilacion, que despistaban con nidos de termitas. Las entradas en plan alcantarillas eran superpequeñas y estrechas, con lo que solo cabia el guia vietnamita.

Luego tienes ocasión de ver un tanque norteamericano M-41 que fue abatido por una mina en 1970.

Después estuvimos viendo los diferentes tipos de trampas, inspiradas en antiguas trampas de animales, que ponian los vietnamitas para cazar americanos.

Lo mejor vino luego, cuando por unos 350.000 dongs pude comprar 10 balas que disparar con un AK-47 Kalashnikov. La verdad es que fue una gozada dispara con esta arma que proviene de restos que quedaron en esa zona después de la guerra del Vietnam. Lo bueno era que el retroceso de los disparos no te lo llevabas tú, sino que lo soportaba una base en la punta del fusil Kalashnikov.

Gracias a mi amigo granadino tengo un casquillo de bala de recuerdo de estos disparos con el fusil ruso AK-47 Kalashnikov que usaban los vietnamitas en la Guerra de Vietnam. Supongo que porque he visto tantas pelis de esta guerra en mi juventud que me ha hecho tanta ilusión poder disparar con esta arma contra las dianas ubicadas en el campo de tiro.

A continuación pudimos entrar en uno de los antiguos túneles acondicionados a su entrada, pero que para andar debías ir de cuclillas o de 4 patas, pero siempre con las piernas dobladas. En el túnel se pasa un poco mal por el calor, la terrible humedad, la oscuridad pero sobretodo porque no puedes estirar las piernas en ningun momento.

Andamos un par de túneles en Cu Chi, y la sudada fue de escándalo. Al final de la segunda parte del tunel tenia que apoyar las manos porque se me estaban destrozando las piernas. Toda una experiencia!!! (abstenerse a los túneles cualquier persona con claustrofobia, problemas en el corazón o problemas en las rodillas...)

En los túneles de Cu Chin también nos enseñaron cómo hacían las trampas para cazar a los yanquis, y cómo reaprovechaban el material americano que recogían del campo de batalla para hacer explosivos y otras trampas.

Otra de las demostraciones interesantes fue el de encender un fuego para cocinar dentro de uno de las cámaras de los túneles destinadas a cocina y ver como iban pasanado el humo de cámara en camara para enfriarlo y dejar que se dispersara metros más allá con otro tipo de olor, y no al de cocina.

Y es que tenían muchos problemas para que los perros que trajeron los estadounidenses en la guerra no les detectaran. Así que se las ingeniaban para pasar desapercibidos. Por ejemplo hechando las cenizas del fuego de la cocina sobre las letrinas, para evitar el mal olor fácilmente detectable. También utilizaban objetos que dejaban los soldados americanos como colillas, coca-cola para despistar a los perros. También vieron que era eficaz la pimienta...

Vaya que me gustó mucho la visita a los túneles de Cu Chi!!!

Volvimos al hotel de Saigon, tiempo que aproveché para hacer una segunda siesta de media tarde... en el hotel nos duchamos, y nos arreglamos para salir.

En Saigón fuimos a cenar cerca del hotel al restaurante Pomodoro, siguiendo con las ensaladas, la pasta y las pizzas. Para rematar la noche andamos hasta el Apocalypse Now, un mítico lugar donde se dice que los soldados americanos ya iban a tomar copas y a evadirse.

Primero nos tomamos un aguado gintonic en la terraza del curioso local del Apocalypse Now, disfrutando de la música muy alta y de los especímenes que corrían por el local. Y es que en el local frecuentan prostitutas en busca de guiris. Y es que la clientela es muy variopinta a base de viajeros, residentes extranjeros y vietnamitas con ganas de marcha. Luego nos fuimos a la zona de baile donde disfrutamos de la buena y cañera música... Por cierto, había mucha seguridad en el interior del local, y presenciamos como le pedían a un lugareño que apagara su porro o se largara.


Para rematar la noche nos tomamos la última copa en la terraza del bar del Caravelle Hotel, creo llamado Saigon Bar o Saigon Saigon, en la novena planat del hotel y disfrutando de las vistas de la ciudad de Saigon que desde aquí arriba me recuerda a Hong Kong.

Hasta aquí el post Cochinchina's Project 12... continúa en el post Cochinchina's Project 13

No comments: