Tuesday, August 23, 2011

Cochinchina's Project 10

Crónica de Emeshing para el Cochinchina's Project

Nos duchamos, vestimos y desayunamos en el hotel sin perdonar la tortilla que preparan muy bien los cocineros de los hoteles en los que nos vamos alojando en Vietnam.

Fuimos al centro de Hoi An y recorrimos las calles principales del casco histórico que tiene muchos edificios que se conservan. Se trata de un centro pequeño, de apenas 3
alargadas calles a un lado del río Thu Bon.

En esas calles visitamos un templo chino, llamado ********, en el que había una sala de
reuniones china muy curiosa. Resulta que una gran cantidad de chinos de la zona de Taiwan
tuvieron que emigrar de su país después de una lucha entre las dinastías Minh y "tai".


Hoi An fue una ciudad fundada por Japoneses, Chinos y Vietnamitas. Pues uno de los restos de esa mezcla de civilizaciones en la ciudad fue la construcción de un puente cubierto  japonés sobre el río. El puente tiene forma curva y se construyó con mucha resistencia
para evitar terremotos.

Cuenta la leyenda que el puente quería ser un punto de fijación de un dragón legendario  que tiene su cabeza en China y que cruza todo su cuerpo hasta que la cola se ubica en  Japón. El hecho de fijar el paso por el puente quería servir para que no moviera la cola,  lo que solía provocar terremotos en Japón.

A cada extremo del puente se ubican dos perros, porque el primer año de construcción era año perro, y dos monos porque el último año de construcción del puente fue año mono.
Es curioso, pero en Asia mucha gente sigue el tema de los años asociados a animales, e
incluso de forma extrema. Se ve que lo mejor que te puede pasar es que tu hijo nazca en
año de dragón, e incluso hay familias que deciden provocar cesárea para conseguir que
nazca en ese año. Mientras en otros años las famílias no quieren dar a luz, como en año tigre.

Luego fuimos a visitar una casa típica en Hoi An, en la que más de 7 generaciones han vivido en una casa realizada con madera de teka y que ha agunatado un montón de inundaciones. Se ve que el río Thu Bon se inunda cada año o dos años, provocando que la gente tenga que recoger todas sus cosas y subirlas al primer piso, y luego lo marcan en la pared para que vea como han sido las inundaciones que sufren.

Luego nos fuimos en barca a recorrer el río, y llegar hasta una pequeña aldea dedicada a la artesanía en madera. Ya sea en la carpintería propia en el arreglo de barcos, como en la escultura de figura con madera. El calor era sofocante, la aldea muy pobre, y el paseo en barca era más fresquito gracias al airecillo.

Por cierto, el río Thu Bon no es que esté muy limpio...

Fuimos a cenar a un restaurante en forma de barco ubicado en una marisma. Y mi estómago no estaba al 100%, como el de mucha gente por aquí cambiando agua, comida muy diferente...

Después de comer hemos estado disfrutando de la piscina, estirados en las tumbonas, y bañandonos en la playa del hotel.

Antes de ir a cenar, nos duchamos y arreglamos, para ir en una furgoneta del hotel hasta el centro de Hoi An. Esta vez en la calle Le Loi fuimos a una pizzería italiana muy recomendable, a la vez que cara en Vietnam, llamada con el original nombre de "Good Morning Vietnam". La verdad es que se trata de un restaurante que podría estar en Italia, y no se modificaría ni una coma de la carta, a excepción del servicio por personal vietnamita y por las cervezas vietnamitas como Tiger.

Después de hacer esta comilona italiana a base de ensaladas, pizzas y tiramisú, nos han invitado a limoncello. Por cierto, hasta el dueño del restaurante nos ha venido a saludar. Se trata de un tipo jóven de la ciudad italiana de Venezia.

Después de cenar no nos hemos animado a otra copa, así que conseguimos un sólo taxi que nos llevara a todos de vuelta hasta nuestro hotel de Hoi An.

Emeshing desde la bonita ciudad y el mejor hotel de Hoi An.

Esta crónica continúa en el post Cochinchina's Project 11

No comments: