Friday, October 31, 2008

Pinchazo invernal

Adriana y yo cenamos en Mataró, y a eso de las 22:30h de la noche decidimos volver a Barcelona. Es un recorrido que hago casi sin pensar, con el piloto automático. Cojo la autopista en la rotonda de Laia l'Arquera, paso por el peaje con el TeleTac ó ViaT, luego me voy por Glorias (no por Trinidad)... pero de golpe crock, crock, crock

Paro en el arcén derecho de la autopista y efectivamente habíamos pinchado. La rueda trasera derecha tenía muy mala pinta... y el olor a goma quemada era considerable. Era la primera vez que sufría un pinchazo, mi Focus no me había hecho aún esta putada.

Me até el abrigo que estrenaba hasta arriba, que aún suerte había cogido de casa, encima me puse el chaleco reflectante que también estrenaba y me fui a poner un triángulo a unos 100 metros detrás del vehículo.

Jodeeeer, qué mala suerte. Pincho justamente en la noche más fría de Octubre de los últimos 42 años... La verdad es que el frío era bestia, y yo no iba suficientemente abrigado.

Después de colocar el triángulo fui a sacar la rueda de recambio, la dejé en el suelo, pero luego el gato no había forma de sacarlo del maletero. La única linterna de la que disponía en el coche se había quedado sin pilas, y las luces de esa zona de la autopista eran inexistentes.

Entré en el coche a buscar algo de calor, y llamé por un lado al RACC para que me vinieran a ayudar. Les expliqué que estaba en la autopista de Mataró en dirección a Barcelona, y a la pregunta ¿En qué punto kilométrico se encuentra? Coño, pensé: ni puta idea. Les dije que estaba a la altura de Montgat.

Los del RACC me dijeron que tenían para un buen rato, ya que estaban todos ocupados con otros servicios. Así que me dispuse a llamar a mi aseguradora Fiatc, y desués de explicarles que había pinchado y en qué autopista, otra vez la misma preguntita ¿En qué punto kilométrico se encuentra? Pero esta vez el tío me pidió que me fuera a buscar el punto kilométrico, ya que hay uno cada medio kilómetro y así me podrían encontrar más rápido, y que me llamaría en 3 minutos.

Me fui andando en el sentido de la circulación hasta que encontré el letrero azul con punto kilométrico 216,5. Ya antes de volver al coche ya me habían llamado los de Fiatc para saber el punto exacto.

El frío me estaba calando así que volví al coche. En nada me llamó uno de una grua de Asistencia de la Autopista preguntándome dónde estaba. Le indiqué la ubicación y en 10 minutos estaba allí. Me dijo que lo habían avisado los de la Autopista mismo, pero que no me encontraba ¿?

El tío en menos de 3 minutos había cambiado la rueda y me hizo firmar como servicio del Racc. Me dijo que al día siguiente tendría que mirarme el tema en un mecánico, para reparar o poner rued nueva, aunque la rueda de recambio es normal, y no de esas de bicicleta.

Justo al despedirnos, nos subimos al coche, y cuando casi nos íbamos Adriana se acordó del triángulo, así que me fui a por él. Llegamos a casa pasada la medianoche, con un frío interno acojonante, pero después de una leche caliente me puse a dormir como un bebé...

2 comments:

Javi said...

Jodeeeeer que putada!!! Te acuerdas cuando pinché con mi Ibiza en el nus, bueno mucho antes del nus de la trinitat jeje. Cuando vino el del racc ya tenía la rueda cambiada, sólo me apretó los tornillos.

Siempre preguntan lo del km, aunque es una putada creo que para ellos queda mucho más claro, pero con la rasca que debía hacer uf, como para salir del coche.

Lo de la rueda tienes que vigilar la caducidad, que al ser la de repuesto lo mismo ya está caducada y con eso es mejor no jugar, podrías tener un reventón.

Estos post de anécdotas me molan, aunque la verdad el tema es para ponerte de muy mala leche.

Almenos estabas con Adriana para el tema del calor jejeje.

Anonymous said...

Pobre... a mi me pasó peor en bici!!!!

Lo peor fue que por no saber reparar un pinchazo me tuve que regresar con la bici a cuestas...