Friday, August 19, 2011

Cochinchina's Project 5

Continuación de la crónica del Cochinchina's Project.

Hoy nos levantamos más temprano que de costumbre, pues teníamos que
hacer las maletas para irnos de Hanoi. Una ciudad que, aunque un tanto
caótica, tiene un encanto que ha gustado mucho.

Desayunamos en el hotel en plan campeón con dos huevos fritos con
bacon y salchichas, tostadas con mantequilla y mermelada de
strawbwerry, una muffin, un yogurt, zumo de naranja, zumo de mango y
cafe con leche.

Hoy vamos a hacer el recorrido por carretera de Hanoi a la bahÍa de
Halong
. Aunque el trayecto es de apenas 160 km, se tarda unas 3 horas
y media debido al tráfico y a las carreteras vietnamitas.

Lo del tráfico es verlo para creerlo. La gente pita cuando va a
adelantar. Los motoristas se cruzan como si se tratara de una calle
peatonal. Pero lo más impresionante son los adelantamientos con
continua por el carril de sentido contrario haciendo luces y pitando
para que el que viene de frente se aparte por el arcén o se busque la
vida.

Según nos comenta el guía, el tema de las motos en Vietnam viene
siendo un problema. Como los coches resultan tan caros, unos 40.000
dolares un Toyota, la gente va a las motos. Y es que tampoco hay metro
para desplazarse en las ciudades. Se ve que ya han empezado dos
proyectos para construir metro en Hanoi y Ho Chi Min por parte de los
alemanes por un lado y de los japoneses por otro, a modo de préstamo,
ya que el gobierno no tiene dinero para financiarlo.

Las motos són más baratas, de 1500 a 6000 dolares las japonesas Honda
y Yamaha que se ven más, aunque también se ven muchas chinas que
consiguen a partir de 500 dolares aunque con peor resultado.

El gobierno no permite la venta de motos de más de 150cc, supongo que
para evitar más accidentes. Lo que está claro es que si la gente
quiere desplazarse, sólo puede hacerlo en bicicleta, sino deben
comprarse una moto... Lo que acaba haciendo todo el mundo.

Según nos han dicho, sólo caben 2 adultos más un niño por moto, pero
hemos visto hasta 4 por moto, gente sin casco, e incluso motos
transportando todo lo imaginable.

En Vietnam se fabrica el 50% de la electricidad con centrales térmicas
de carbón. El otro 10% es con gas natural, mientras que el 40%
restante es mediante centrales hidroeléctricas. Aunque tienen mucho
carbón con minas importantes, la fabricación de energia no es
suficiente para abastecer el país, así que tienen que comprar algo más
de un 10% más anual a los chinos.

Por esta razón se han empezado dos proyectos de centrales nucleares en
el centro de Vietnam. Uno de los proyectos es japonés, mientras que el
otro es ruso. Estos proyectos despertaron una gran oposición desde
países vecinos, sobretodo desde Thailandia. Pero las autoridades
vietnamitas siguen adelante con los proyectos, aun con el desastre
nuclear ocurrido con el tsunami de Japón.

Después de un buen tute por carretera llegamos a la Bahía de Halong.
Se trata de una gran bahía Patrimonio de la Humanidad por la Unesco,
que está formada por 3000 islotes que emergen del agua casi
verticalmente y con un montón de vegetación en sus cimas.

Después nos han llevado hasta una lancha para ir hasta un barco con
camarotes de Indochina Sails. Alli nos han invitado a un te frio con
lima, y nos han explicado lo que podemos hacer asi como nuestro
camarote donde vamos a pasar una noche.

Para empezar comimos en el comedor del mismo barco a base de comida
vietnamita: crema/sopa de calabaza, rollitos vegetales con salsa
vietnamita, gambas fritas muy buenas con salsa agridulce, carne creo
que de pollo al curry , y por ultimo pescado con salsa un poco picante
y arroz blanco hervido servido en forma de corazón. De postre un
yogurt casero con frutas a trozos bastante bueno.

Seguidamente nos hemos puesto el bañador y nos han llevado hasta una
playita donde habian locales jugando a futbol playa y voley playa. De
alli subimos por más de 300 escalones hasta un mirado fantástico de la
bahÍa de Halong, un lugar muy chulo!

Después de una sesión de fotos panorámicas bajamos del mirador por las
mismas escaleras de piedra hasta la playa, donde aprovechamos para
pegarnos un chapuzón en esta agua templada del mar.

Después de volver al barco a descansar un rato, nos apuntamos a una
excursión opcional de paseo en kayak a través de algunas cuevas
ubicadas por debajo de algunos de los 3.000 islotes de la bahía de
Halong.

La travesía en Kayak fue muy chula. Al principio tuvimos que
recuperarle el tranquillo a eso de remar a la vez Adriana y yo, pero
una vez lo pillamos rapidamente nos pusimos en buena direccion y a
buen ritmo. Atravesamos un par de cuevas, en una de las cuales casi
nos estampamos contra una roca, pero logramos atravesarlas.

El paisaje mientras remábamos era espectacular, y por esta razón nos
llevamos la cámara de fotos en una bolsa impermeable atada a mi
espalda para evitar que se mojara.

Además en las cuevas habían murciélagos que emitían unos extraños
ruidos cuando pasabas por las cuevas muy oscuras.

Al finalizar el paseo en kayak no duchamos en el camarote del barco.
Luego nos fuimos a cubierta del tercer piso donde nos sirvieron un
aperitivo mientras nos relajábamos mirando el reflejo de la luna en el
mar, las luces de otros barcos y las sombras creadas por los islotes.

Luego bajamos al comedor donde servían pescado y marisco al estilo vietnamita...

To be continued


No comments: