Monday, July 21, 2008

Buenafuente ha salido un momento

Hace unos días fui a ver con unos amigos la grabación en falso directo del programa Buenafuente ha salido un momento que hacen en La Sexta.

Justo al salir del trabajo quedamos en la puerta de los estudios de grabación ubicados al lado de la ITV de Esplugues de Llobregat. Intentamos ir a tomar algo, pues aún estaban cerrados, pero no había nada abierto a 500 metros a la redonda.

Esperando formamos una pequeña cola de acceso a la grabación del programa, mientras veíamos llegar a todos los que como nosotros esperaban pasar un buen momento, y no quedamos nada decepcionados.

Al entrar debes pasar por un arco de seguridad, en plan aeropuerto, y a mi me preguntaron si llevaba un ordenador portátil. Exacto, pues acababa de salir del trabajo. El de seguridad me hizo abrir la bolsa para comprobarlo y nada más.

Nos dieron un bocata del Rodilla y una Coca-Cola por persona, mientras rellenábamos un escrito en el que dábamos permiso a nuestros derechos de imagen durante la grabación del programa. Luego nuestro grupito, en total 8 personas, de las que conocéis a Jafuda Cresques, nos pusimos a hablar de viajes... Por cierto Jafuda Cresques fue el organizador de esta salida televisiva.

El espectáculo empieza antes de que entren a grabar las cámaras, con lo que los espectadores en sus casas se pierden un excelente monólogo de Berto titulado algo así como "Las salidas de emergencia".


El programa Buenafuente ha salido un momento se hace en falso directo, con lo que se realiza la grabación de un tirón, con las mismas pausas que las programadas para publicidad. Durante las vacaciones de Andreu Buenafuente, el programa lo presenta Berto Romero, que ya conocí en el espectáculo La apoteosis necia (by El Cansancio) y cuando lo vi de nuevo Berto en sala grande.

Nuestro grupo de 8 entramos un poco tarde, ya que nos quedamos un poco atrasados después de los bocatas. Con la copa de cava, que por cierto no prové, entramos en el estudio de grabación, y tuvimos la suerte de ubicarnos en la primera fila. Así pues estaba justo delante de Berto en todo momento, con una visión perfecta, aunque a veces algún cámara se tuviera que poner en medio para coger mejores planos.

El programa tiene un formato bastante parecido a cuando lo presentaba Andreu, sólo que el toque de Berto es mucho más fresco e introduce algunas secciones de lo más curiosa. Por ejemplo los cortes de radio que se entremezclan con chorradas de los más divertida, o una escena final en el que Berto se encuentra con casos de lo más inverosímil.

En el programa al que pude asistir, Berto Romero˝ recordaba sus entrevistas de trabajo antes de triunfar en la televisión. En concreto Berto iba a una entrevista para un trabajo de oficina, y en su currículum aparecía todo tipo de títulos, carreras e idiomas, pero incluso añadía que era inmortal... jajaja. Un sketch buenísimo!!!

Lo mejor de la grabación: la desenvoltura con la que se mueve Berto, siempre y cuando se pueda salir del guión. Y que puedes disfrutar de la banda de música en directo, cuando en televisión es una parte que no toma valor.
Lo peor: cuando alguna gracia no funciona como estaba previsto se nota más en directo en el estudio que en casa, y que pasa muy rápido...

Recomiendo a todos los lectores de Emeshing.com que vayáis a ver el programa en directo, ya que gana mucho, sobretodo el poder ver a Berto Romero en directo.

PD: Podéis ver otra crónica de la grabación de Buenafuente ha salido un momento en el post En Buenafuente... ¡otra vez! de Jafuda Cresques.

1 comment:

aniki said...

Que no hubiera ningún sitio donde esperar (bar, antesala,..) y tenernos en la calle fue un poco sorprendente y desencantador. Pero como alguien dijo: "por lo que nos cuesta.."

La grabación estuvo muy bien, es como la diferencia entre comprar un CD con sonido limpio y escucharlo en casa cómodamente o ir a un concierto y sufrirlo todo pero imbuirte de la atmósfera y el momento.

Berto, buenísimo. Tal vez le convendria alterar un poco las secciones y el formato del programa, hacérselo más a su medida; le haría brillar en todo su esplendor. Única cosa que no gustó tanto al público: el final del sketch de la entrevista de trabajo, que no estuvo a la altura del resto del programa con que nos obsequió.

Conclusión: una experiencia muy positiva y agradable que seguramente repetiremos...con una nevera llena en el maletero!