Saturday, August 25, 2012

GOLD COAST PROJECT 9

Este post es la continuación de Gold Coast Project 8

Nos levantamos temprano, y salimos pitando del cuchitril motel, para tomar rumbo a Canadá. Antes quisimos ver de día la zona de la península en el lago Erie, y era espectacular y relajante!!!

De allí nos fuimos por carretera hasta Niagara Falls, es decir hasta las Cataratas del Niagara. Adriana me convenció para desviarnos ligeramente de la ruta original, y la verdad es que valió la pena. Las Cataratas del Niagara son espectaculares!!! Se trata de una majestuosa fuerza de la naturaleza digna de ver.

Primero visitamos las cataratas del Niagara desde la zona estadounidense. Había un atasco impresionante de coches, con todos los parking llenos, pero pudimos encontrar sitio en una zona temporal que podías estar unas horas. De allí nos recorrimos todo el circuito alrededor de las cataratas, haciendo infinidad de fotos, e incluso mojándonos por el agua salpicada de las propias cataratas.

Son unas cataratas muy bonitas e impresionantes, lástima la cantidad de hoteles al estilo Las Vegas que han colocado alrededor, sobretodo en la zona canadiense. Los americanos también han colocado un mirador que rompe con todo lo natural... y además el puente Last Rainbow que une Estados Unidos y Canadá.

Una vez vista las cataratas desde la zona americana nos fuimos de nuevo al coche para ir hacia la canadiense. A 2 minutos en coche fuimos a cruzar por el puente, que con un peaje de 3,25$ cruza a Canadá. Pero es que además la frontera-aduana se encuentra justo al final del puente, en concreto es una de las 13 puestos fronterizos que conectan Estados Unidos con Canadá, y es uno de los más concurridos.

Después de una cola de unos 15 minutos esperando cruzar la frontera, llegamos a una especie de peaje de autopista en el que el coche te queda inclinado para que una chica policia pueda tener mejor visión del coche. Nos pidió los pasaportes, nos preguntó dónde ibamos, si habíamos estado antes en Canadá, si conocíamos a alguien en Canadá, cuanto tiempo íbamos a estar en Canadá, y cuanto tiempo tardaríamos en regresar a nuestro país.

Por cierto le chocó la cantidad de sellos de USA en los pasaportes, y nos dijo que esperaba ver más sellos canadienses la próxima vez. La chica fue bastante simpática y nos deseó un buen viaje.

Una vez en Canadá, fuimos a dejar el coche en un megaparking que a unos módicos 20$ canadienses puedes estar todo el día. Como no habíamos tenido ocasión de cambiar moneda, pagamos con tarjeta.

La verdad es que las vistas de las cataratas del Niagara desde la zona canadiense son infinítamente mejores. Es realmente espectaculaer ver las dos zonas de cataratas inmensas, y con sus correspondientes arco iris. Incluso vimos la combinación de un arco iris doble, o Double Rainbow. Es curioso poder ver un arco iris completo!!!

Fuimos a comer a un restaurante llamado Edgewater, muy bien ubicado ya que desde la mesa de la terraza podíamos seguir disfrutando de las bonitas vistas con una cerveza en la mano y una sabrosa hamburguesa en la otra.

Hasta aquí el post de esta parte del Gold Coast Project 2012. To be continued...

No comments: