Thursday, July 24, 2008

Estreno del AVE

Hace unos días tenía que ir a Madrid y, a diferencia de lo que es habitual en mi, fui en AVE en lugar de en puente aéreo. El estreno que tuve en AVE no fue del todo satisfactorio por varios motivos que explico a continuación.

Resulta que el billete que me habían cogido era de los AVEs que para en todas las estaciones, en total 4 haciendo el siguiente recorrido: Barcelona Sants - Camp de Tarragona - Lleida - Zaragoza Delicias - Calatayud - Madrid Atocha. Parece mentira, pero el hecho de parar en estas 4 estaciones supone pasar de las 2h 35min de duración a 3h 25min, casi una hora más, con lo que el trayecto se convierte en un peñazo.

A la ida la primera película, que era un tostón, se jodió a media proyección. Empezaban a verse una especie de gráficas exponenciales en medio de la imagen, con lo que el estado del DVD era deplorable. Se disculparon por megafonía y empezaron otra película: Strombraker.

Esta película tampoco era buena, pero se dejaba ver, cuando al llegar a Zaragoza pulsaron el pause y al reanudar pulsaron stop y empezaron desde el principio la película. Como la gente empezó a silvar y a quejar-se, hicieron una marcha rápida FFW hasta llegar más o menos donde nos habíamos quedado. Aún me estoy pensando si hacer post sobre esta película de nombre tan pomposo...

La estación de Atocha es bastante chula, nada que ver con la de Sants. Pero luego cogí Cercanías en la estación de Atocha y me entró mal rollo, ya que es la estación donde hubo los atentados del 11M, y me recordó las imágenes que no dejaban de pasar de las cámaras de seguridad en el andén de Atocha.

El viaje de vuelta parecía mucho más llevadero cuando nos encontramos una especie de huelga de brazos cruzados de Renfe que obligó a suspender algunos trenes y se formaban colas en las taquillas del AVE.

Finalmente subí al tren AVE de vuelta a Barcelona, pero de nuevo se trataba del bautizado AVE borreguero. Intenté dormir pero no me fue posible. Aunque los asientos te dejan más espacio para las piernas, no son demasiados cómodos para hacer una siesta como Diós manda.

Así que empecé a ver la película que comentaba ayer, ¿Y tú quién eres?, y aunque no era nada del otro mundo permitía entretenerte. Pero al llegar a Zaragoza una mujer me avisó de que tenía mi asiento enseñándome el billete electrónico. Yo me sorprendí, y le confirmé que también tenía este asiento. ¿Cómo puede ser que vendan el mismo asiento dos veces?

Pues bien, reclamamos la presencia del revisor del tren para explicar la situación. Y con mi billete no había dudas, pero con el suyo electrónico se ve que sí. Entonces la mujer empezó a explicar una historia por la cual ella no tenía billete normal, y sólo el electrónico.

Después de darle muchas vueltas, resulta que la mujer sí que tenía mi asiento pero en el mismo tren de la misma hora pero del día anterior. Jodeeeeeer!!!!

Al final no la echaron del tren, estaba en marcha y no para demasiado, y le buscaron otro asiento para que su culo aguantara el peso de su cara, qué cara más dura!!!

El viaje se me hizo otra vez eterno. Lo siento lectores de Emeshing.com pero no me llegué a acostumbrar que de Madrid a Barcelona o a la inversa hay 3 horas y media de recorrido, cuando estoy acostumbrado a apenas una hora en avión.

Así que no os puedo recomendar el AVE, almenos el borreguero (el de paradas), puede que en la siguiente ocasión pruebe el AVE directo y os pueda contar algo distinto. De momento sigo apostando por el avión, aunque el monopolio de Iberia me jode.

No comments: