Monday, September 03, 2007

En transporte público

Hoy ha sido el primer día que he ido en transporte público a trabajar (en serio) fuera de Barcelona. Digo en serio, porque hace unos años fui a modo de prueba y me desanimó tardar más de una hora, pero ahora soy yo que decido ir en transporte público para evitar las engorrosas carabanas que se forman en la entrada y salida de Barcelona. Además invertiré el tiempo en leer.

A la ida he podido empezarme a leer el libro "Si et menges una llimona sense fer ganyotes" que en castellano viene a titularse "Si te comes un limón sin hacer muecas". Pero la verdad es que los tiempos de la ida no han sido representativos, con lo que me voy a basar en el trayecto de vuelta.

Después de coger 3 transportes distintos y andar algún que otro transbordo, el crono me ha marcado 1 hora y 10 minutos de puerta del trabajo a la puerta de mi casa. La verdad es que no está nada mal, pero eso quiero decir que "pierdo" 2 horas y 20 minutos cada día en transporte para poder ir y volver de trabajar. Almenos ahora podré leer algún libro, además de escuchar música que ya lo hacía cuando iba en coche.

Si en transporte público tardo 1 hora y 10 minutos, en cambio en coche tardaba menos, pero las carabanas eran cada vez peores. Sin nada de tráfico sólo tardaría 20 minutos, pero con el tráfico habitual suelo tardar entre 40 y 50 minutos. Lo peor es verte atrapado en una kilométrica carabana de coches y más coches al salir de trabajar, eso es lo que quiero evitar al utilizar el transporte público.

3 comments:

Javi said...

Coger el transporte público es un buen método para después adorar las caravanas, porque tardando tanto, luego un día apretujado, otro que falle... Al volver al pillar el coche, en la caravana, piensas...esto es mucho mejor.

Anonymous said...

Estoy con Roenick, basta un día al año (el día de la revisión del coche) para pillar el transporte "púbico" (que pestazo) y adorar la caravana (asiento de primera, aire acondicionado, buena música,...), con suerte se te cruza un chorlito, lo pones a parir y llegas al curro relajadoooo!!!

emeshing said...

La verdad es que a la ida no me importa encontrar kaos para llegar al trabajo, pero a la vuelta me pone nervioso.

No me gusta perder tanto tiempo en el coche al volver. Al ir en transpore público "aprovecho" este tiempo perdido (y un poco más) leyendo alguno de los libros que me he propuesto leer antes que acabe el año