Wednesday, May 09, 2007

Canarias Trip 6

En el último post (Canarias Trip 5) os comentaba desde el avión que me traía de Gran Canaria a Barcelona que el viaje había llegado a su fin, y que se acababan las crónicas del Canarias Trip. Pero el destino aún me deparaba una sorpresa...

Resulta que yo iba en el avión tan pancho, con la enésima Coca-Cola, y ya me había cansado de ver Eragon... vaya peñazo, qué peli tan empalagosa... así que no haré post ni de Bandidas ni de Eragon. Entonces desconecté los cascos, y me puse a leer e libro que me ha acompañado en todo el Canarias Trip. Concremente iba por la parte que habla sobre la meteorología y las corrientes de aire que provocan las distintas presiones:

"...no se sospechó de su existencia hasta que los pilotos empezaron a entrar en ellas en sus vuelos durante la Segunda Guerra Mundial. Hoy en día incluso hay muchas cosas que apenas entendemos sobre los fenómenos atmosféricos. Una forma de movimiento ondular, conocida vulgarmente como turbulencia del aire claro, anima de cuando en cuando los vuelos aeronáuticos. Hay unos veinte incidentes de esta clase al año lo suficientemente graves para que sea necesario informar de ellos..."

"...En un incidente característico de este género, un avión en ruta de Singapur a Sidney iba volando en condiciones normales cuando descendió brusca y súbitamente 90 metros, lo suficiente para lanzar contra el techo a todos los que no llevasen puesto el cinturón. Hubo 12 heridos. Nadie sabe cuál es la causa de las celdas de aire perturbadoras."

Y justo después de leer esta parte del libro, el avión se prepara para el aterrizaje. Vamos perdiendo altura, pasamos por algunas nuves que hacen temblar un poco el avión, y aparecemos justo encima del Llobregat, antesala de la pista de aterrizaje del aeropuerto de El Prat. Pero cuando parecía que ibamos a tomar tierra, el avión ha empezado a ascender, y a ascender más (tanto de altura como de latitud), hasta que nos debemos haber ido hasta los límites superiores del Maresme como mínimo.

Entonces el piloto ha abierto el altavoz interior y nos ha comunicado lo siguiente: "Sres pasajeros, les habla el comandante. Hemos tenido que realizar una maniobra llamada motor y al aire, debido a que el avión que nos predecía en el aterrizaje se ha demorado más de lo previsto. Por esta razón he decidido realizar esta maniobra para evitar cualquier situación de peligro. Disculpen las molestias y gracias por su atención". Luego lo ha repetido en inglés.

Es la primera vez que oigo esto de la maniobra de motor y al aire, con lo que he decidido buscar más información por Internet. He encontrado un foro de aviación llamado Halcones Rojos en el que cuentan que se le llama así a la maniobra que el piloto debe realizar en caso de abortar el aterrizaje. Con lo que he vivido un aborto de aterrizaje en el mismo aeropuerto de El Prat - Barcelona.

La verdad es que no es la primera vez que paso por una situación de este tipo. En mi viaje de final de carrera, en el avión que nos llevaba de Madrid a Puerto Plata (República Dominicana), el piloto realizó una maniobra parecida pero mucho más espectacular para evitar realizar en una pista que no estaba despejada. Según nos contaron el piloto había recibido el OK por parte del control de tierra, y cuando iba a aterrizar vio que aún había otro avión en la pista.

Pues entonces así acabo mis crónicas del Canarias Trip, explicando lo que hacen los pilotos cuando quieren abortar un aterrizaje, simplemente motor y al aire, que traducido vendría a ser gas y "parriba".

2 comments:

Javi said...

Muy buenas las crónicas ;-)

Por cierto, si te hubieran preguntado en el aeropuerto: trabajo o placer? placer no? jeje.

Anonymous said...

Jo també et felicito...he pasat uns gratificants moments de SANA enveja llegint les cròniques